Over 10 years we helping companies reach their financial and branding goals. Onum is a values-driven SEO agency dedicated.

CONTACTS

Actualizado el 28 de junio de 2022.

 

El Premio Oink fue todo un éxito, los ganadores salieron actualizados en sus conocimientos sobre la porcicultura e incluso ganaron premios. Sin embargo, para nosotros en Agriness, el mayor logro es fomentar el aprendizaje continuo. Oink y el Premio Oink son formas divertidas de aprender sobre la porcicultura, nos sentimos muy felices con los resultados que logramos más allá del premio en sí. Compartamos un caso que demuestra que cuando las buenas ideas se unen, generan resultados positivos en la vida de las personas que nos rodean.

El caso ocurrió en las haciendas Colmeia Yagro I y Colmeia Yagro II, que están ubicadas en Tupaciguara, Minas Gerais, y quien nos contó esta historia fue Lucas Vasconcelos, dueño de las granjas. Lucas lleva once años trabajando con cerdos y hoy tiene aproximadamente 5.400 hembras en estas granjas. Cuando apareció la aplicación ​​Oink, él aprovechó la información disponible para desarrollar sus conocimientos técnicos.

“La aplicación me ha ayudado mucho personalmente, con una serie de preguntas en la parte técnica, para tratar de saber como propietario cómo marcha la actividad de la granja”. 

El aprendizaje también generó impactos positivos en su comunicación con los gerentes, según él cuenta.

«La aplicación me pareció muy interesante, porque comencé a interactuar más con la parte técnica. Pude hablar un poco más usando el lenguaje de mis gerentes y líderes de granja, por lo que la comunicación se hizo más fácil«.

Mientras usaba la aplicación, Lucas comenzó a pensar en formas de alentar a su equipo a capacitarse y aprender más sobre las operaciones de la granja y el negocio como un todo. Oink, como juego destinado a la porcicultura, fue percibido por Lucas como una alternativa para fomentar el aprendizaje técnico. Entonces surgió la idea de crear una yincana con sus empleados usando Oink como herramienta de estudio.

«Decidí hacer algo relacionado con la capacitación y recompensar económicamente a quien ganara, para atraer a la gente a jugar y buscar conocimientos. En una reunión con los directivos decidimos crear la yincana. Fue el primer concurso que creamos, lo hicimos en la fiesta junina, que solemos hacer todos los años aquí en la granja«.

El equipo de la granja jugando Oink

Al personal de la granja le gustó la idea y más o menos un mes antes de la competencia comenzaron a estudiar para el desafío jugando Oink. El día de la fiesta se marcaron tres cuadrados en el suelo con las respuestas “a”, “b”, “c”. A medida que se hacían las preguntas, los grupos caminaban al cuadrado de la respuesta que consideraban correcta. Al final, los tres primeros lugares ganaron un premio en efectivo. El primer lugar fue para María, quien es partera en la sala de maternidad y ha trabajado en la granja durante 6 años

«Fue muy gratificante lo que aprendí sobre el frente aquí en el que estoy trabajando. Aprendí sobre el tipo de manejo previo al parto, sobre los lechones que quedan refugiados de sus madres, esos lechones más débiles, sobre el calostro. Aprendí mucho y también quiero compartir lo que aprendí con las personas que trabajan con nosotros. Cuanto más aprendemos, más queremos aprender y yo siempre quiero aprender más. Es muy bueno, estoy muy agradecida por Oink por lo que he aprendido y quiero transmitir a mis compañeras de trabajo. Muchas gracias«.

Maria

El día de la yincana, además de María que fue la gran ganadora, participaron más de 70 personas respondiendo a las preguntas sobre porcicultura que habían estudiado en Oink. Al final, lo más interesante de la yincana es que, además de la competencia y los premios, las personas aprendieron más sobre sus actividades y esto incluso ayudó a aumentar el compromiso del equipo en la granja.

«Después de Oink, la gente comenzó a trabajar mejor en los métodos, buscaron investigar más. Entonces, hoy quiero hacer todos los años la yincana de Oink, porque quiero que la gente busque el conocimiento«.

El equipo de la granja en el día de la yincana

La idea de usar Oink en la granja surgió con la intención de incentivar a las personas que están en la operación, incluso aquellas que no tienen un nivel de educación muy alto, a estudiar y tratar de entender lo que están haciendo en el trabajo. Lo que Lucas vio en Oink fue una oportunidad para utilizarlo como un medio para capacitar a las personas y fomentar una sana competencia.

Lucas

«No solo recomendaría Oink, sino que creo que es una herramienta fundamental que Agriness presentó y con la que tenemos que trabajar los propietarios y administradores, porque ayudará mucho en la capacitación del personal de base. Estoy aquí en la oficina, el gerente está en la oficina de la granja y es la gente de base la que está haciendo que las cosas funcionen, por lo que necesitan capacitación. Creo que Oink es una herramienta fundamental y llegó para sumar mucho. No solo lo recomiendo, sino que la gente tiene que impulsarlo, tiene que fomentarlo, hacer un trabajo como yo hice la yincana, promover eventos, promover premios, porque solo así podremos ganar en nuestra área de porcicultura«.

Vea lo que cuenta María, ganadora de la yincana, sobre lo que aprendió
con Oink.

Mejores momentos de la yincana y cómo fue la participación del personalde la granja

E você, promove, participa ou conhece alguma história do Oink?

Compartilhe a sua experiência conosco, é só preencher os campos ao lado.

    Baixe agora o aplicativo e comece a testar seus conhecimentos!

    Leave a comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.